Pagina nueva 1
 
   EDICION | TEMAS
   No. 102 - Octubre 1997
Red-Bancos / Banca Multilateral de Desarrollo
Análisis / Comercio
 
   Ediciones
   Anteriores
   Ultima edición
   Suscripciones
   Búsquedas
Choike NGO search
   Otras publicaciones


Red-Bancos / Banca Multilateral de Desarrollo


No. 102 - Octubre 1997

Alto nivel de actividad financiera

por Chakravarthi Raghavan

Un informe del Banco de Pagos Internacionales (BPI) revela que durante el segundo trimestre de 1997 se ha mantenido un elevado nivel de actividad en los mercados financieros internacionales debido a la política de adecuación monetaria adoptada por las grandes economías y a una inflación estable. No obstante, en la actualidad los mercados están basándose más en los factores de riesgo monetario y por país.

En el segundo trimestre de 1997, los mercados financieros internacionales mantuvieron un nivel de actividad elevado y continuado, informó el Banco de Pagos Internacionales (BPI), con sede en Basilea. El organismo atribuye esta situación a la política de adecuación monetaria de las economías fuertes y a un índice de inflación estable. Las opiniones y datos del BPI figuran en su comentario y en las estadísticas de la evolución de los mercados financieros y la banca internacional, que publica trimestralmente. No obstante, agrega el BIP, (los mercados) están dando mayor consideración a los factores de riesgo por país y por moneda, luego de la perturbación financiera observada en algunos países asiáticos y de Europa del este, y la incertidumbre que rodea a la introducción de la moneda europea única, aunque no llegó a rebajar el entusiasmo general de los participantes del mercado.

Recuperación del negocio interbancario

Los anuncios de préstamos sindicados internacionales alcanzaron un nuevo récord, y si bien varios prestatarios lograron acceder a plazos que estarían en los límites de tolerancia de los prestamistas, se evidenció entre los intermediarios una creciente resistencia a traspasar los márgenes, dice el BPI. Datos pormenorizados del primer trimestre demuestran una franca recuperación del negocio interbancario -luego de la renovada volatilidad del mercado monetario y de bonos. Pero como ahora los bancos intervienen en estas actividades de mercado como otra forma de obtener ganancias, el informe no es muy claro en cuanto a si la volatilidad es causada por las actividades especulativas de los bancos, o los bancos simplemente están reaccionando a la situación del mercado. Tal como lo indica la crisis asiática, ambos procesos se retroalimentan. Si bien la nueva emisión de títulos internacionales no mostró signos de abatimiento en el segundo trimestre, hubo un cambio en la actividad, que se apartó de las monedas "centrales" de Europa continental y se enfocó en el dólar estadounidense. La búsqueda de rentabilidad por parte de los inversionistas llevó al mercado a probar nuevos tipos de instrumentos, como lo demuestra el surgimiento de un mercado de bonos junk (un tipo de bono especulativo) en Europa. Al mismo tiempo, según el BPI, hay indicios de que la inclinación de la balanza a favor de los prestatarios puede estar llegando a su límite.

Fundamentos económicos locales

Los fundamentos económicos locales parecen tener mayor importancia en las estrategias de inversión, y los países con un gran desequilibrio de la balanza tanto interna como externa enfrentaron un retraimiento del financiamiento internacional -lo que dio lugar a salidas repentinas y abruptas presiones a la baja en sus monedas. Algunos prestamistas quedaron muy renuentes a participar en líneas de crédito sindicado (otorgado por un consorcio bancario) a menos que fueran parte de estructuras más amplias que abarcaran servicios accesorios. Las estadísticas de la banca internacional del primer trimestre de 1997 también muestran una atonía de los préstamos de la banca internacional a las entidades no bancarias ubicadas en los grandes centros financieros, lo que indica que una proporción menor de la inversión internacional de esos agentes está siendo financiada por préstamos bancarios. Los datos demuestran que a pesar del deterioro de las posiciones financieras externas y/o internas de los principales países prestatarios, los nuevos préstamos bancarios para el grupo de países que están fuera del área del BPI siguen siendo sostenidos. Los países asiáticos fueron otra vez los principales receptores de fondos: los préstamos de los bancos del BPI aumentaron de 16.300 millones de dólares en el cuarto trimestre de 1996 a 21.500 millones de dólares en el primer trimestre de 1997. Pero el modelo de préstamo varió considerablemente. Hubo un descenso en el volumen de los fondos destinados a Tailandia, donde la creciente preocupación por el abultado déficit de la cuenta corriente del país y sus dificultades en el sector financiero llevó a las autoridades a aumentar las tasas de interés. Las corrientes de crédito a Corea del Sur parecen haberse estancado por un entorno financiero y económico interno menos favorable. También menguó la afluencia bancaria a Indonesia debido a las medidas adoptadas por el gobierno para frenar los préstamos extranjeros, incluso un ensanchamiento de la banda de flotación de la moneda. En contraste, el préstamo bancario tuvo una fuerte actividad económica hacia China y Filipinas. La persistencia de una política monetaria restrictiva y las medidas para impulsar el centro offshore internacional Labuan, provocaron "una afluencia sin precedentes de nuevos fondos bancarios a Malasia". Pero en el segundo trimestre, la alteración monetaria que afectó a algunos de estos países tal vez provocó una retracción generalizada y pronunciada de los flujos bancarios a la región, añade el BPI.

Los países de América Latina

En América Latina hubo cierta moderación en el ritmo de los nuevos préstamos, reflejando principalmente el decaimiento de las corrientes bancarias a Brasil, donde la política oficial de reducción gradual de las tasas de interés nominal, junto con nuevas medidas restrictivas para desalentar el endeudamiento externo, pueden haber sido efectivas para desalentar la afluencia de capital a corto plazo sin provocar una salida abrupta. Pero Argentina, Chile y México registraron una afluencia importante de fondos bancarios, si bien el grueso continuó destinándose directamente al sector no bancario. Esta menor confianza de los países latinoamericanos en sus sistemas bancarios nacionales para la intermediación de los fondos provenientes del mercado bancario internacional refleja el mayor grado de liberalización y reestructura del mercado financiero, ya instrumentada en la región, comparada con Asia. También, el pesado refinanciamiento de la deuda por el gobierno a través de la emisión de bonos internacionales (especialmente Argentina y México) y el proceso de privatizaciones en marcha, facilitaron indirectamente el acceso del sector empresarial en América latina al mercado bancario internacional. En otros sitios del mundo en desarrollo, los nuevos préstamos de la banca internacional permanecieron modestos y concentrados en unos pocos países: Sudáfrica absorbió todos los nuevos fondos destinados a África, y Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos acapararon la mayor parte del préstamo a Medio Oriente. El nuevo financiamiento bancario ofrecido a Europa del este tampoco mostró signos de decaimiento; por el contrario, los títulos de crédito aumentaron a 4.300 millones de dólares por encima del promedio histórico. El BPI destaca las tendencias en el Reino Unido, donde el nuevo gobierno laborista renunció al control sobre las tasas de interés, derivándolo a un comité de política monetaria del Banco de Inglaterra -que puso a Gran Bretaña a la par de otros grandes países- pero transfiriendo la responsabilidad de la supervisión bancaria del banco central a una Junta de Inversión y Valores ampliada. El cambio del régimen prudente del Reino Unido, comenta el BPI, alentará el debate en torno al nivel de concentración apropiado o la división de la responsabilidad reguladora y los mejores medios de resolver la interrelación entre los factores micro y macro y entre los diversos segmentos del mercado. El BPI dice que uno de los principales desafíos que enfrentan los mercados internacionales de títulos, y en términos más generales la industria financiera mundial, es la transición a la moneda europea única. A pesar de los contratiempos de la incertidumbre con respecto a la Unión Monetaria Europea, la perspectiva de una moneda única sigue siendo un estímulo poderoso para la convergencia de normas y prácticas nacionales. La introducción del Euro tendría un impacto más inmediato sobre la competencia del mercado primario internacional de bonos que sobre el mercado internacional de préstamos sindicados. Cuando los administradores de cartera de toda la región del Euro traten, tarde o temprano, a los bonos dominados por el Euro como activos de moneda nacional, el acceso a los inversionistas finales del Euro no diferenciará entre los bancos de los distintos países de Europa. Pero una competencia más dura en un escenario más amplio contribuiría a crear mejores condiciones para los emisores, lo que a su vez promovería una mayor emisión y mayor profundidad del mercado, opina el BPI.

América Latina ONG contra represa en el Bio Bio Señor James D. Wolfensohn, Presidente del Banco Mundial, Washington D.C.

Estimado señor Wolfensohn,

Los abajo firmantes, organizaciones sociales, ambientalistas y de desarrollo alternativo de América Latina, nos dirigimos a usted para expresarle nuestra profunda desilusión con el resultado de la redacción de la "Revisión Independiente del proyecto hidroeléctrico Pangue" a cargo de Jay Hair, relativa al préstamo de la Corporación Financiera Internacional para la construcción de la represa Pangue sobre el río Bio Bio. Por los impactos y significación de este proyecto, que está afectando gravemente tanto la vida de pueblos indígenas como ecosistemas críticos de Chile, es de sumo interés para múltiples organizaciones y poblaciones a lo largo y ancho de nuestra región.

Nos parece extremadamente grave la eliminación de la redacción final de aproximadamente 350 secciones del informe, que hacen imposible evaluar la mayoría de los elementos sustanciales contenidos en él.

Además, tal como se refleja en la carta que le envió a usted el consultor Jay Hair el 25 de Julio de este año, parecería que tal redacción no fue, tal como usted declaró, solamente motivada para eliminar referencias protegidas por razones de confidencialidad comercial, sino también dirigida a la eliminación de referencias a acciones tomadas por el Gobierno de Chile, y para debilitar los aspectos más críticos del informe referidos a la gestión del préstamo de la CFI. Esto representa un gran paso atrás en relación a sus declaraciones de lo que el grupo Banco Mundial dice estar promoviendo.

Por estas razones, estimamos que el comunicado de prensa del Banco, de fecha 15 de Julio de 1997, que acompañó la presentación del informe, oculta datos básicos y muestra una actitud deshonesta del Banco, haciendo creer a los medios de comunicación y a la opinión pública que han sido tomados en cuenta todos los aspectos surgidos del Informe. Esta actitud constituye un pésimo antecedente de la declarada apertura del Grupo Banco Mundial a aceptar las críticas a su gestión por parte de revisores independientes y es una referencia altamente negativa sobre la capacidad y voluntad del Banco a considerar seriamente los aspectos críticos que puedan surgir, por ejemplo, de la recientemente establecida Comisión Mundial de Represas.

Estamos convencidos de que un aumento de la transparencia es un elemento fundamental para que el Banco logre apenas una pequeña parte de sus metas declaradas de alivio de la pobreza y promoción del desarrollo sustentable. ¿Cómo podrán los grupos de la sociedad civil que representan los supuestos beneficiarios jugar un rol informado en este proceso, si se construyen arbitrariamente muros de confidencialidad alrededor de los procesos administrativos y de toma de decisiones de la institución que Ud. preside?

Frente al aumento de la financiación por parte de la CFI a proyectos de desarrollo en América Latina y otros proyectos similares a la represa Pangue, en Asia y otras regiones del Tercer Mundo, es urgente que el Grupo Banco Mundial tome medidas para garantizar la transparencia en las gestiones de préstamos de dicha Corporación, incluyendo aspectos vitales tales como garantías de realización de consultas públicas significativas y previamente informadas, garantías de participación de las poblaciones afectadas en el proceso de toma de decisiones y la extensión de la jurisdicción del Panel de Inspección del Banco Mundial a la CFI.

Esperamos que el Banco nos dé señales claras y acciones concretas para hacer realidad, como Ud. ha declarado en diversos foros internacionales y públicos, que el Banco asume un camino hacia una mayor apertura y responsabilidad frente al público.



Tercer Mundo Económico
Red del Tercer Mundo - Third World Network 
Secretaría para América Latina:  Jackson 1136, Montevideo 11200, Uruguay
Tel: (+598 2) 419 6192 / Fax: (+ 598 2) 411 9222
redtm@item.org.uy - www.redtercermundo.org.uy